viernes, 25 de junio de 2010

Johnson & Johnson - Tela adhesiva Johnson - octubre de 1962



En el mes del Mundial de Futbol, un aviso mas o menos "futbolístico", de apósitos y tela adhesiva, a propósito de las frecuentes lesiones que niños y adolescentes sufrimos antaño en los "potreros" argentinos. 

Que es un potrero? La acepción estricta refiere a un campo donde se dejaba a los potros pacer libres; pocos podían permitirse el lujo de unas cuadras en condiciones, y lugar había de sobras. 

El mismo terreno era aprovechado por los niños, que cuando lo veían libre, rápidamente echabamos la pelota a "rodar", si es que podía decirse así. Los partidos comenzaban cuando aparecía la figura de "El dueño de la pelota", que no necesariamente era buen jugador... luego, y gracias a que la escasa densidad habitacional favorecía la transmisión del "ruido de pelota", se iban sumando los demás, que esperaban a un lado la invitación de alguien para entrar en acción. Antes o después, las historias surcaban el campo. Un gol mítico en ese arco, aquel jugador repudiado por patear, conscientemente, al palo que el arquero con ojo de vidrio no podía controlar, el paso por la cancha de una promesa de la localidad que llegó a jugar en un club importante, pero no triunfó por su poco apego al entrenamiento y su afición al beberaje... La leyenda nivelaba el campo, edificaba tribunas, nos convertía en expertos...

La naturaleza de la hierba del potrero era dispar, igual que su distribución. Lo que había debajo del "césped" ya era otra historia. Alambre, clavos, herraduras, herramientas perdidas, latas... no es casual que Johnson & Johnson enfocara su producto a solucionar los pequeños accidentes en los potreros, que requerían la presencia en cada casa de un botiquín preparado para las incidencias de cada tarde.

Hoy el futbol se "aprende" en escuelas de pago, donde si aparece alguien tocado por la varita mágica del talento innato, enseguida se lo corrige y llama al orden táctico...


"Selecciones del Reader´s Digest" , octubre de 1962.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Medios y Empresas.